AZÚCAR INVERTIDO


Hola a todos!!!

Con estas calores, y estando de vacaciones, y un millón de cosas que uno quiere hacer teniendo tiempo libre, apenas entro en la cocina, pero la receta que os traigo hoy, es facilisima de hacer y es un ingrediente fundamental para la elaboración de helados caseros, y otras preparaciones dulces.

El azúcar invertido, es la separación de la sacarosa, en glucosa y fructosa, por medio de una reacción química de Hidrolisis Ácida, o inversión enzimática.

En bollería, y panadería, el azúcar invertido ayuda a la fermentación de las masas, y retiene humedad y da más frescura y que esté más tierno, por más tiempo el producto. Solo tenéis que sustituir aproximadamente un 20% del azúcar que lleve la receta que queráis realizar, por azúcar invertido en bollería, y un 50% en panadería. Notareis el resultado.
En algunas preparaciones, podéis sustituirlo por la miel.
También podéis utilizarlo para darle brillo a vuestras tartas, bizcochos, y bollería en general.
En la elaboración de helados caseros, evita ésa cristalización, que tanto afea, y da una textura diferente a un helado. Los hace más cremosos y maleables, consiguiendo una textura perfecta, y para ello sustituiremos un 25% del azúcar que lleve la receta del helado por A.I.
Y después de esta pequeña introducción, os voy a enseñar como podéis hacerlo en casa, de una manera sencilla.

Compraremos unos sobre gasificantes de los que utilizamos para hacer bizcochos, magdalenas, etc...
Vienen dos sobrecitos unidos, uno es Ácido tartárico, y otro es bicarbonato sódico. Y ahora vamos a elaborarlo.

INGREDIENTES

350 gr de azúcar blanquilla normal
150 ml de agua, a poder ser mineral.
1 sobre de ácido
1 sobre de Bicarbonato sódico
(yo he usado los de toda la vida de la marca "El tigre")

ELABORACION

En un cazo ponemos el agua con el azúcar y el sobre que lleve el ácido, en mi caso el blanco, y lo llevamos a ebullición sin dejar de remover. Separamos del fuego y dejamos enfriar a una temperatura de unos 50º, si no tenéis termómetro, esperar unos 10-12 minutos, y echáis el sobre del bicarbonato, que en mi caso es el azul, removemos bien, y veremos que inmediatamente hace reacción, formándose una espuma y adquiriendo un color blanquecino. Dejarlo enfriar, y entonces observareis que cambia la textura y el color, a un tono ámbar suave.
Podéis conservarlo en un bote hermético hasta unos 12 meses y protegido de la luz.

Una vez probéis a hacer vuestras elaboraciones con azúcar invertido, os aseguro que se convertirá en un indispensable en vuestra despensa.

Feliz verano chic@s y sed buen@s!!

2 comentarios:

  1. Que bien encontrar una receta del azucar invertido sin thermomix,te lo agradezco mucho,un beso!!

    ResponderEliminar