CATA EXCEPCIONAL DE VINOS NAVARRA INOLVIDABLES



Hace un par de semanas, tuve el privilegio de asistir en el Hotel Tres Reyes, en Pamplona, a una cata de Vinos D.O Navarra que ya ha hecho historia.
Solo a una mente loca como la de Jose Antonio Cruz, director de Entrevinos, y responsable de las Tertulias del Vino de Pamplona, Madrid y Barcelona, se le podía ocurrir una cata de estas características con vinos navarros.
Las idea era hacer una cata de vinos Navarra, de distintas bodegas, con varias añadas diferentes para mostrar el potencial de la Denominación de Origen Navarra, y de nuestros bodegueros, que elaboran grandes vinos, que nos hacen disfrutar y soñar, sintiendo cada una de sus notas aromáticas, y cada gota de este preciado elixir, trasladándonos al terruño de nuestras viñas Navarras.

Una cata jamás llevada acabo antes, organizada con mucha ilusión y expectación, por el posible comportamiento de los vinos después de tantos años, en las que en algunos de los casos, esas añadas terminaban su vida en esta cata excepcional.

Unos directores de cata, de lujo, para estas joyas tan delicadas, junto a Jose Antonio Cruz, Pilar García Granero Y Fermin de Prados.

Pilar García Granero, anterior presidenta del Consejo Regulador Navarra durante casi 6 años, y  actualmente profesora de Sumilleria y Enomarketing en el Basque Culinary Center, aportó su gran sapiencia enólogica y experiencia de una manera muy amena, y fácil de entender de cada uno de los conceptos e ideas, desde los taninos, los bordes reactivos de las moléculas del vino, hasta la oxigenación del vino, y ya metidos en cata, explicando muy bien y trasladándonos su sentir de cada uno de los vinos.



Fermin de Prados, al que actualmente tenemos trabajando en Londres de Sumiller en "Texture Restaurant" que cuenta con una estrella michelín.
Fermin nos aportó su gran y fundamentada pasión por el mundo del vino, que a pesar de su juventud, lleva una empinada trayectoria como sumiller, que sigue su curso y seguro este chico está destinado a estar y brillar en lo más alto.
Nos habló de que tipo de bocado, o que situación le sugería cada vino, mostrándonos aparte de su curtida experiencia, su lado más soñador.



Jose Antonio Cruz, director de la Agencia Entrevinos, y creador y conductor de las Tertulias del Vino en Madrid, Barcelona y Pamplona. La historia que rodea el mundo del vino, es una de las muchas aportaciones que nos hace Jac, en cada una de las catas o charlas sobre vino que podamos tener con él, y en esta ocasión no iba a ser menos.
Emocionado con esta Cata Excepcional de Vinos Navarra Inolvidables, como él mismo la ha llamado, pudimos comprobar, como se crecía con el paso de cada vino catado, y comentado por Pilar, Fermín, él, y algunos de los asistentes, dando lugar a una notable satisfacción con esta loca idea que había tenido.
Nos contó que cuando propuso esta idea a las Bodegas Navarras, solo encontró facilidades, por lo que esto denota la pasión, implicación y la ilusión de nuestros bodegueros elaboradores en el Mundo Vitivinícola.



Puesto que no soy experta en vinos, y no creo que esté capacitada para ello,  no voy a hacer una cata de cada uno de ellos, a pesar de que siempre tengo mis opiniones, y cojo mis notas, sino que me limitaré más a dar información de como se ha elaborado el vino o de la Bodega, las notas de cata las dejo para entendidos en la materia.
Aquí tenéis los 11 Vinos Navarra, en el orden que fueron catados, en esta ocasión tan especial;




El Jardín de Luculo 2005 de Bodegas La Casa de Lúculo. Variedad Garnacha.
 Sus viñedos se sitúan en la parte de la baja montaña de Navarra, con viñas viejas de uva garnacha, donde se cultivan las cepas mas antigüas, teniendo unos 55 años las más jovenes.
La fermentación maloláctica de este vino se realiza en barricas de 500 litros de robles francés usado, permaneciendo después 7 meses en estas mismas barricas para su posterior embotellado, en el que mínimo reposaran un año antes de su salida a mercado.






El Chaparral de Vega Sindoa 2005, Bodegas Nekeas. Monovarietal de Garnacha de cepas de entre 70 y 100 años, situadas en pequeñas parcelas en el alto del Valle de Nekeas.
Fermentación en barrica de roble francés de 225l, y americano de Oregón de 300l y posteriormente, crianza durante 5 meses en las mismas barricas.







Alzania 21/10 de 2005, Bodegas Alzania, Tierra Estella. Monovarietal Syrah. Fecha de nacimiento de su primera hija, Maria. Uvas seleccionadas de ladera, con suelos con abundancia de yesos (sulfato cálcico)
La Crianza de este vino se realiza durante 12 meses en barrica de roble nuevo francés.






Javier Asensio, Merlot 2005, Asensio Viñedoa y Bodegas. Sus viñedos se sitúan en la subzona Ribera alta de de Navarra. Producciones muy bajas por ha, que hacen que la uva, posea unas características, para la obtención de grandes vinos de gran calidad. Merlot con 20 meses en barrica de roble francés y americano






Desierto de Azul y Garanza 2005, Bodegas Azul y Garanza. Cavernet Sauvignon de agricultura ecológica. Los viñedos se encuentran alrededor del Parque Natural de las Bardenas Reales, y su suelo pobre en nutrientes para la vid, da unos frutos de de grano muy menudo y de alta concentración de gran calidad. Crianza 15 meses en Barrica nueva de Roble francés.









Ochoa Gran Reserva 2001
, Bodegas Ochoa, Olite. Ensamblaje de Tempranillo, Cavernet Sauvignon y Merlot. En Ochoa se vendimia en el momento óptimo de madurez de cada una de las variedades de uva, por lo que sus depositos de acero inoxidable les permiten elaborar vinos por parcelas, facilitando así el control de cada vino. El Gran Reserva en Ochoa, solo se elabora en las mejores cosechas.
Envejecimiento de 24 meses en barrica de roble francés y americano de 225l, para completar el proceso en botella, durante mínimo 5 años más en bodega.








Señorío de Sarria, Reserva Especial 2001, Magnum. Bodegas Sarria. Monovarietal de Cavernet Sauvignon, presentado en formato Magnum. Sus 110 ha de viñedos, están repartidos entre las laderas y carasoles de la Sierra del Perdón, Olite y Corella.
Crianza de 24 meses en Barrica de Roble nuevo francés y americano.






Señorío de Andion 2001, Bodegas Señorio de Andión, Olite. Ensamblaje de Cavernet, Merlot, Tempranillo y Graciano. Sus vinos se elaboran apartir de viñas muy antiguas, las cuales, tenian un bajo rendimiento, en las que se llevo a cabo un intenso trabajo a lo largo del ciclo vegetativo para bajar más aun su producción, para obtener una finísima uva de alta calidad.
Un vino con crianza maloláctica en barrica de Roble Nuevo de Allier de tostado medio, durante 15 meses.






Chivite Colección 125 Rerva 1994, J. Chivite Family Estates, Villatuerta. Monovarietal Tempranillo. 11 generaciones de Chivite desde 1647, defendiendo su modo de vida, siempre ligado a la vid y a la tierra. Las cepas con las que elaboran sus vinos, proceden de las laderas de las fincas colindantes al Señorio de Arínzano, en Tierra Estella, con una tierra muy singular, de sedimentos arcillo-limosos y calizos, y con  influencia atlántica. Vino con crianza de 24 meses en barrica de roble francés.








Viña Magaña 1989, Bodegas Viña Magaña. Barillas. Ensamblaje de Merlot, Cavernet, Tempranillo.
Base de Merlot, procedente de una gran Cosecha.
Viña Magaña, en sus comienzos apostó por una tierra pobre y árida, aunque rica en minerales para sus viñedos, cuando nadie lo hacía, Implantó nuevas cepas, entonces no autorizadas, procedentes de las mejores zonas productoras de Francia, lo que hace que hoy día cuente con algunas de las cepas más viejas de variedades como Cavernet Sauvignon, Merlot...
Un vino con crianza en barrica semi nueva en barrica de roble francés y americano durante 24 meses y afinado durante mínimo 36 meses en botella. Vino sin filtrar.







Real Irache Gran Reserva 1973, Bodegas Irache. Ayegui, Ensamblaje de Tempranillo, Garnacha, Graciano y Mazuelo. Denominado uno de los mejores vinos del Mundo en Citadelles D´or, en Francia, 1991. Gran Premio de Honor. La diversidad climática y la orientación de la zona donde nacen sus viñas, Tierra Estella, con influencia atlántica y a un paso de la zona límite de cultivo, hacen que la maduración de la viña sea más difícil, pero a la vez, con más aspiraciones de calidad.
El tipo de suelo de donde proceden los frutos de este vino, es pardo calizo, de origen marino.
Envejecimiento en barrica durante 24 meses en barrica de roble americano.







Tras esta cata Excepcional Cata, y de la mano del Chef del Restaurante Tres Reinas, del Hotel Tres Reyes, Enrique Martínez Buron, nos sirvieron unos pinchos elaborados con productos de Reyno Gourmet, que cada uno maridó a su antojo con los vinos catados.



Tartar de Ternera de Navarra



Espárrago de Navarra con mousse de miso y foie



Chistorra de Navarra con pan frito






Volviendo a la cata excepcional de estos vinos navarros, mucha historia y mucho trabajo detrás de cada uno de ellos.
Pilar, Jose Antonio y Fermín, durante la velada, no se limitaron simplemente a hacer valoraciones de cata de cada una de estas joyas, sino que además nos hablaron de historia, de elaboraciones vitivinicultoras, de variedades de uva, de ensamblaje de vinos, de familias bodegueras, del tratamiento que hay que dar a cada vino en cata, según sus características... así, algunos vinos, una vez servidos y tratados con la delicadeza que merecen, hay que dejar pasar unos minutos para que abran un poco, y poder percibir todas sus características, sin perdernos una sola nota de lo que pueda ofrecernos.
Lo de mover la copa una vez servido el vino, no vale con todos ellos. Algunos son tan delicados, que es mejor catarlos a copa parada, sobre todo algunos de los vinos de esta cata, que como decía y hacía la comparación Pilar Granero, es como si a un viejito de 90 años, le metes unos buenos zarandeos.

La conclusión que saco de esta cata, aparte de aprender muchísimo, y servirme para mi formación vitivinícola personal, es que el el vino es un elemento vivo, que en algunos casos, a pesar del paso de los años, sigue evolucionando, y mostránsose "vivo", que nos puede depara notas, sabores, aromas, texturas diferentes, y que nos puede aportar muchas sorpresas positivas en su cata, haciéndonos disfrutar, de manera diferente, como seguramente no lo hubiésemos hecho años antes con ese mismo vino.
Una Cata Excepcional, que guardaremos en nuestra memoria visual, olfativa y gustativa, de la que ya podemos alardear los asistentes, de que nosotros estuvimos en esa cata, en la Cata Excepcional de Vinos Navarra Inolvidables.