CARPACCIO DE ESPARRAGO DE NAVARRA CRUDO CON KIKOS Y AOVE



Como se nota que estamos en temporada de espárragos he? Este año además, con las ganas que les tenia, que como no hacia más que llover no había sol y no salían, es casi un mes menos de producto en fresco, que tenemos en Navarra, así que ahora intento aprovechar todo lo que puedo, y me estoy poniendo como el Kiko de espárragos de Navarra, en diferentes texturas, y con distintas técnicas de cocción.
Hace un par de semanas, fui invitada de honor en las Jornadas de Andosilla Gastronómica, por la labor de difusión de la Gastronomía en general, y la Navarra en particular en el blog y en Redes Sociales, dónde viví ese día con gran emoción, en el que me hicieron sentir "Reina Gastronómica" por un día. Uno de los muchos de detalles y regalos que recibí, fue por parte de mi amigo Angel Carlos Ría, una barcaza enorme con unos 7 kg de Esparrago El Reynoceronte Blanco, acogido a la D.O Espárrago de Navarra, que para mi fue como un tesoro muy muy esperado, con los que he preparado varias recetas de nuestro Oro Blanco, mi Oro Blanco, y este Carpaccio de esparrago crudo es una de ellas.



Esta es una de la maneras más desconocidas para la mayoría, de comer y preparar el Espárrago de Navarra, por eso en el Aula de Cocina que hice hace una semana y media en el Mercado de Ermitagaña, quise hacerla, para que los asistentes lo probaran y me diesen su opinión, la cual fue muy positiva. Os animo a probarlos de esta manera, al natural, sin ninguna cocción, ya que el sabor y la textura crocante cambia totalmente, y ya si elegís un buen AOVE D.O Navarra, por ejemplo un Arbequina, ya ni os cuento.
INGREDIENTES

- Espárragos blancos de Navarra crudos
- 1 puñado de kikos (maíces)
- Aceite de Oliva Virgen extra D.O Navarra Arbequina
- Unas flores de Romero
ELABORACIÓN

Limpiamos los Espárragos de cualquier resto de tierra que pudiesen tener.
Los pelamos, cogiendo con una mano el espárrago por la punta, y con el pelador lo vamos pelando, y girado para limpiarlo por completo y quitarle las hebras más duras que son las de fuera. Cortamos un trocito de la parte de abajo que es más duro. (No lo tiréis, os puede servir para hacer una crema de espárragos, o caldo de verduras)
Con el mismo pelador, de atrás hacia adelante, hacemos laminas muy finitas, que iremos colocando en un plato de color oscuro, para que resalte el esparrágo blanco.
Regamos con el Aove.
Picamos unos kikos, y los disponemos encima de los espárragos al gusto, que le van a aportar un toque más crunch, y el saladito para el carppaccio.
Decoramos con unas flores de Romero.
Hacerla, porque os va a gustar seguro! ;)













4 comentarios:

  1. Que ricos!

    Hace poco estuve en el pueblo (en la ribera) y compré montones y montones para traer a Madrid... que aquí no se encuentran y menos aún tan ricos!

    A la plancha están espectaculares... crudos, los probaré

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Osea que eres una esparrago adicta como yo!! jajaja cuéntame cuando los pruebes crudos, laminados, verás como te sorprenden!

      Eliminar
  2. Lástima que llegue tarde(acabo de hervir 1 kilico de espárragos de Caparroso), otro día probaré esta receta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya estás comprando un puñadico más!! Verás que ricos!!

      Eliminar