BACALAO CONFITADO CON PIKILLOS Y ARROZ VERDE


Hace un par de meses, tuve la gran suerte de conocer a Astrid, que es propietaria de el blog MI BLOG DE PINTXOS.  En su visita a nuestras tierras, me trajo unos cuantos regalitos culinarios muy preciados, entre loa que estaba este arroz verde de vietnam.
No sabía como utilizarlo, ni en que plato, pero se me ocurrió ponerlo a modo de decoración, y para romper color y texturas en este plato.
INGREDIENTES

Bacalao desalado
AOVE
Ajos
pimientos del pikillo confitados
Sal
Un puñadito de arroz verde
Perejil para decorar

ELABORACION

En una cazuela ponemos bastante aceite,  añadimos ajo laminado,y lo dejamos a no mucha temperatura para que el ajo suelto saborcito.
Con la temperatura baja, metemos los lomos de bacalao previamente desalado con la piel hacia abajo. Si teneis un termometro podeis ir controlando la tempertaura, más o menos que no sobrepepase los 80º.


Vereis como el bacalao va soltando su gelatina


Lo tendremos más omenos por espacio de 18-20 minutos, sino corremos el peligro que el bacalao se quede seco. El tiempo tambien dependerá de el grosor que tenga el lomo de bacalo elegido.
Sacamos el bacalao y dejamos un poco del aceite con la gelatina que ha ido soltando y con una varilla y agregando aceite de oliva poco, a poco, vamos ligando ese estupendo pil pil, hasta adquiri la consistencia deseada.


La mayoria de la gente lo hace dano meneoos a la cazuela y con el bacalao dentro según tengo entendido, pero a mi me parece que de etsa manera no me quedo nada mal.



Para el arroz verde, hice una primera prueba que fue desastrosa, la cual meti un puñado de arroz verde en agua hirviendo con sal y un ajo machacado unos cinco minutos y luego lo deje reposar en un colador pekeño para que quitara el exceso de agua, pero yo queria un arroz suelto, y lo que consegui es una masa verde gelatnosa muy desagradable. Asi que con el mismo agua de antes con sal y el ajito, que ya estaba a menos temperatura, volvi a meter un punadito pequeño de arroz, y lo dejé menos tiempo, lo puse en un colador más grande bastante más esparcido, por lo entonces si que me quedo suelto y con la densidad que más o menos yo queria para romper un poco la textura de este plato.
De todas maneras el tema del arroz verde de vietnam, será algo que habrá que ir trabajando  porque no me llega a convencer del todo esta manera de hacerlo y el resultado. Astrid un día me comentó que quizá podría hacerse al vapor...tendremos que probar, y ya os iré informando.
Bueno y ahora con todos los prtogonistas de nuestro plato listos, emplatamos a gusto de cada uno y en su punto para degustar este rico manjar.


5 comentarios:

  1. Hola Silbia, preciosa!. Por dónde andas metida?. Experimentando con el arroz verde?. Hay que ver qué curioso... El bacalao, expectacular... Mira que me gusta al pil pil. Tengo que repetirlo, porque la última vez me quedó delicioso y nos pusimos como el kiko...
    Un besoteeeeeeeeee pa' Navarra!

    ResponderEliminar
  2. Te ha quedadop genial , me encanta el bacalao de esta manera. Bss.

    ResponderEliminar
  3. Ole mi niña!! Lo bien que se apañao con el arroz y el pil pil... Es curioso ese arroz a ver como se da en otras cocciones ya nos contaras ;-)
    Un besote !!

    ResponderEliminar