CARRILLERAS AL VINO TINTO


En estas fechas en Pamplona estamos en plenas fiestas de San Fermin, y después de unos días de fiesta, día y noche sin descanso hay que reponer fuerzas con un buen guiso de los de siempre.

Hace un par de meses que por fin conseguí tener una cocotte grande de hierro fundido. Tengo varias pequeñitas, pero la que de verdad quería tener era esta.
Pues bien, ayer mismo decidí estrenarla, y que mejor que con un guiso de los de siempre, de los del chup-chup.
Para la ocasión he escogido unas carrilleras de cerdo.
Las carrilleras son el músculo masticador del animal y es una carne jugosa, ya que tiene mas grasa que otras zonas como pueda ser el lomo.

De todos es sabido que en Navarra contamos con unos excelentes caldos, pero como también hay que dar oportunidad y tener la mente abierta a todo, he escogido para hacer la salsa al vino tinto, un rico Crianza D.O Jumilla.
El vino a escoger cuando hacemos un guiso, es importante, ya que si escogemos un vino bueno, como este crianza, obtendremos una salsa mejor y más sabroso que con uno corrientucho.

La receta es muy fácil y sencilla y no hace falta que utilicéis cocotte, podeis hacerlo en vuestra cazuelas de siempre.

INGREDIENTES4 Carrilleras de cerdo
1 cebolla grande
6 dientes de ajo
1 pimiento verde
1 pimiento rojo
1 puerro
1 hoja de laurel
2 cucharadas grandes de concentrado de tomate
600 ml de vino tinto (yo he usado D.O Jumilla)
Un poco de Harina
Sal y pimienta
AOVE (Aceite de Oliva virgen extra)

ELABORACION
Limpiamos un poco las carrilleras de cualquier resto gordo de grasa que tengan. Las ponemos sal y pimienta, y enharinamos, sacudiendo un poco el exceso de harina.
Ponemos en la cocotte o cazuela el Aceite de Oliva, y cuando esté bien caliente echamos las carrilleras, con la intención de marcarlas y sellarlas.



Reservamos en un plato, y en este mismo aceite pochamos la cebolla y el ajo picados.
Añadimos también el pimiento rojo y verde también picado. Después el puerro troceado.



Ponemos dos cucharadas de concentrado de tomate y dejamos a fuego medio. Cocinamos unos minutos, y metemos las carrilleras ya selladas.
Damos un par de vueltas con las verduras para que absorba todos los sabores y aromas. Le añadimos la hojita de laurel.
Cubrimos con el vino tinto, y dejaremos  a fuego medio durante mínima hora y media. Yo lo he tenido hoy, casi dos horas.




Sacamos las carrilleras, y trituramos la salsa. Si queréis la salsa más fina podéis pasarla por un colador.
Para servir napar con la salsa y poner una ramita de perejil que le aportará un poco de frescura.

Fácil verdad? Ya estáis tardadndo en prepararla!!




2 comentarios:

  1. Jo, con lo que le gustan a J las carrilleras. La semana que viene las hago sin falta. ¡Ya te contaré! Abrazote

    ResponderEliminar
  2. Voy ha hacerlas mañana tienen buena pinta

    ResponderEliminar