CLAFOUTIS DE CEREZAS



Estamos en plena temporada de cerezas, ese fruto de color rojo oscuro, con la piel lisa y brillante, ácido y dulce a la vez, con hueso en su interior.
Las cerezas tienen grandes propiedades para nuestra salud.
Tienen vitamina C, y minerales como potasio, magnesio, Fósforo, hierro, Beta Caroteno y son ricas en ácido fólico, por lo que son muy recomendables par las embarazadas.
también es una fruta con bastante fibra y antioxidantes que ayudan a prevenir el envejecimiento de la piel.
Las cerezas principalmante se dividen en dos grandes grupos, dulces, y ácidas.
Y dentro de estos existen muchas variedades de ellas.
Una de las más conocidas es nuestro país, son las Picotas del Valle del Jerte en Extremadura,
Aquí en mi tierra, en Navarra, tienen gran fama las Cerezas de Milagro, (de las que podeis ver un poc más de información en esta entra del blog, del año que gané el I Concurso para Bloguers Cereza de Milagro) y también las de Etxauri.
Este año una vez más el domingo pasado asistí a la Fiesta de La Cereza en Milagro, y me traje una gran caja de cerezas dulces, gorditas, relucientes y llenas de sabor, así que he aprovechado para hacer varias recetas, y una de ellas a sido este maravilloso Clafoutis de Cerezas.
El clafoutis, es de origen francés, y la receta original, es una masa algo liquida, parecida a la de los crepes, que cubre las cerezas, a las que no les quitamos los huesos, para que mantengan así su sabor al morderlas, y sea una eclosión de sabor absoluta.
Os dejo la receta para que esta temporada ninguno de vosotros se quede sin hacerla!!

INGREDIENTES

-500 gr de cerezas con hueso y sin rabo
-4 huevos
-100 ml de nata
-100 ml de leche
-1 cucharada sopera de esencia de vainilla
-150 gr de azúcar
-100 gr de harina
-1 cucharada de levadura
-1 pizca de sal, mantequilla y azúcar para el molde

ELABORACIÓN


Lo ideal es que los ingredientes estén a temperatura ambiente.
Batimos los huevos con el azúcar. Añadimos la leche, nata y esencia de vainilla, y seguimos batiendo.
Por otro lado tamizar la harina, junto con la levadura y la pizca de sal.
Mezclamos líquidos con solidos sin dejar grumos y dejamos reposar 15 minutos la masa.
Precalentamos horno a 180º . Untamos un molde redondo con mantequilla y espolvoreamos con azúcar que repartiremos por toda su superficie.
Lavamos muy bien las cerezas, y quitamos los rabos. Los huesos, como ya hemos dicho, que en la receta original se dejan, así lo haremos, asi que no los quitamos.
Las colocamos con cuidado en el fondo del molde, y cubrimos con la masa que hemos preparado anteriormente. Metemos al horno, y dejaremos unos 35-37 minutos , 180º y 5 minutos más con el calor residual del horno.
Por si acaso pinchar antes de sacar para ver si sale el cuchillo limpio,
Una vez sacada del horno, dejamos enfriar y espolvoreamos con azúcar glasé para decorarla, y unas hojitas de menta o hierbabuena.
Seguro que con lo sencillo que es, y lo rico que está, la hacéis varias veces este verano!


















2 comentarios:

  1. Hay Silvi, que rica por favor de cerezas, el corte es de quitar el hipo, me ha encantado, me han entrado unas ganas de probarla que con tu permiso ésta receta la haré en casa porque tiene que estar divina, tiene una pinta espectacular. Besos Juani

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola solete! Por supuesto que te doy mi permiso, faltaría más!! Ya me contarás que te parece! un besazo!!

      Eliminar