HUEVOS RELLENOS CON LACTONESA, AROMATIZADOS CON LIMA




Desde que era pequeña, mi amá en casa, siempre ponía huevos rellenos con atún en verano, y nos matabamos por ellos, de hecho siempre cuando llevaba a la mesa la bandeja, alguno se perdía...
En mi casa siempre se hacía la mahonesa casera, y nunca nos ha pasado nada, cierto es que la seguridad alimentaria es muy importante, y en estos tiempos parece que está todavía más latente el tema.
Esta es una receta sencillisima que no tiene ningún misterio, pero la diferencia que hoy os traigo es que en vez de mahonesa, he hecho una lactonesa casera.
Que es la lactonesa? Muy sencillo, es una mahonesa echa con leche y aceite básicamente. Y apartir de ahí podeis ponerle un poco de vinagre, zumo de limón, incluso ajo para un alioli... o alguna otra cosita que se os ocurra para aromatizarla.
La ventaja de no llevar huevo, es que o tiene ningún tipo de riesgo por salmonella, y además hay personas intolerantes al huevo, que podrán tomarla con tranquilidad.
La lactonesa podeís hacerla bien de Aceite de Oliva virgen extra, o de aceite de girasol, depende de la importancia que querais darle a esta. Si usaís aceite de oliva virgen extra, depende de la variedad que useis, tendrá un ligero picor, y amargor, que os recordará al propio AOVE utilizado, y si poneís de girasol, os quedará más suave y blanca.

Aunque esta receta de huevos rellenos, no tiene misterio, aquí os la dejo completa:


INGREDIENTES

10 Huevos frescos
12 barritas de Surimi
Sal
5 cucharadas de lactonesa
1/2 cucharadita de keptchut
huevas negras
ralladura de lima

Lactonesa;
100 ml de leche entera (también lo podeís decir con semi)
200 ml de Aceite (yo le he puesto virgen extra, que le aporta más sabor y color)
Sal
unas gotas de vinagre

ELABORACION


Lactonesa; Ponemos la leche en el vaso batidor, y con cuidado ponemos el aceite, dejandolo caer en uno de los lados del vaso, haciendo un fino reguero para que no se mezcle con la leche, y este se quede por encima.
Dejamos la batidora en el fondo del vaso y empezamos a batir con toques, poco a poco y sin mover la varilla del fondo. Cuando notamos que va montando la parte de abajo, porque va espesando, podemos batir de seguido, y ponerle el vinagre.
Reservamos en la nevera hasta su utilización.

Ponemos a cocer los huevos en una olla con agua y un chorrito de vinagre, que hará que los pelemos más fácil y una vez que hierva, contaremos 10 minutos. Les echamos agua fria en la perola para cortar la cocción y dejamos enfriar.
Una vez frios, cogemos 5 huevos, partimos por la mitad y vaciamos de sus yemas, les cortamos un poquitin el culo para que tengan base. Reservamos y las yemas las ponemo en un bol, que picaremos junto con los otros cinco huevos y el surimi.
Mezclamos con la lactonesa, el kepchut y un poco de sal.
Rellenamos cada medio huevo de los que hemos reservado con esta mezcla, decoramos con uns huevas negras y aromatizamos con un poco de ralladura de lima, que le aporta un toque más freso.









No hay comentarios:

Publicar un comentario