PAN CASERO


Ya era hora de que os felicitase el año no? Que desde el año pasado no he puesto ninguna receta! Bueno, bueno que no es para tanto, que el año pasado fue hace cuatro días... ;)
La receta que os traigo hoy os va a encantar, y sé que más de uno, va estar deseando que llegue mañana, y tener un rato para poder hacerla.
Hoy saco mi lado más panarra!!!
Una de las cosas más gratificantes que existen es hacer tu propio pan en casa.
Si no lo habéis hecho nunca, os recomiendo que os pongáis a ello, porque el simple hecho de estar con la masa entre las manos, el olor a pan recién hecho mientras esperas impaciente el resultado, el comértelo, haciendo crujir esa corteza, que tu has creado... os va a aportar muchas y muy buenas sensaciones.
Os dejo con la receta para hacer PAN CASERO!!

INGREDIENTES

- 520 gr de harina de Fuerza
- 345 ml de agua
- 15 gr de levadura fresca de panadería
- 10 gr de sal
- Una cucharada de azúcar
- 30 ml de Aceite de Oliva Virgen extra
ELABORACIÓN

Lo primero que vamos a hacer, hacer un volcán con la harina dentro de un cuenco.
Entibiaremos el agua, y desmenuzamos la levadura en ella disolviéndola bien, y vuelvo a repetir, que el agua esté tibia, no caliente, ya que si está demasiado caliente, matará la levadura, y no nos servirá para nada.
En el centro del volcán de la harina, pondremos el agua con la levadura, el aceite, el azúcar y la sal.



Mezclaremos bien, y cuando tengamos la masa que parezcan migas, la volcaremos en una superficie de trabajo lisa, como pueda ser la encimera de la cocina, que haremos espolvoreada con un poco de harina previamente.
Amasaremos, durante varios minutos. Probablemente se os pegará a las manos, pero debéis seguir trabajando la masa.
Una vez bien integrados todos los ingredientes y amasado bien, pondremos nuestra masa en un bol, untado con un poco de aceite para que no se pegue.
Tapamos con film, y lo dejamos en un lugar cálido de nuestra casa. Yo lo suelo dejar dentro del microondas apagado, y con la puerta cerrada.
Dejaremos alrededor de una hora y media, o hasta que doble el volumen.



Volcaremos en la mesa de trabajo espolvoreada con harina, le damos forma de cabezón, sin quitar mucho el aire a la masa, y colocamos en una bandeja para horno que también tendrá un poco de harina. Tapamos con un paño, y dejamos crecer la mesa dentro del horno apagado y libre de corrientes, durante una hora.



Una vez pasado este tiempo, ponemos el horno a 230º con calor arriba y abajo.
Y justo antes de meter la masa al horno, espolvoreamos un poco de harina por encima de la masa, que distribuiremos bien, y le hacemos cuatro cortes con el cuchillo,
Dentro del horno, pondremos una bandeja con agua, para crear humedad, y que la corteza nos salga más crujiente.
Bajamos el horno a 210º y metemos la masa.


Hornearemos durante 40 minutos, si os gusta más tostado, podéis subir un poco la temperatura, y darle un par de minutos más.
Damos la vuelta al pan, y horneamos 10 minutos más para que se tueste por debajo.
Dejamos enfriar en una rejilla, y listo para disfrutar de tu pan casero con la familia!!!









2 comentarios:

  1. tostadito para desayunar, seria perfecto,por ejemplo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Super perfecto Espe, te digo yo, que lo probé con aceitito rico de Jaen!!!!! ;)

      Eliminar