BROWNIE DE CHOCOLATE CON NUECES




Últimamente me está dando por hacer recetas de esas que ya hacían nuestro abuelas y madres cuando eramos pequeñas, y así como el otro día os comentaba que me moría por hacer la Carrot Cake, hace tiempo que tenía unas ganas inmensas de dejaros constancia de esta receta que hago, de brownie con chocolate y nueces.
El brownie, es un pastel típico americano, que ha traspasado fronteras, para colarse en nuestras cocinas, y enamorar a todos lo miembros de la familia.
El nombre de brownie, viene debido a su color marrón oscuro, que en inglés de pronuncia "Brown", y partiendo de eso, ya no tengo que explicar mucho más...

Hay muchos tipos de brownies, además podéis hacerlo sin frutos secos, pero el toque que le dan nueces, hace que traslades tu mente, a Estados Unidos! pero os dejo la receta de este, porque es el que más me gusta.
Disfrutadla!!!

INGREDIENTES

130 gr de Mantequilla
100 gr de chocolate negro fondant
3 huevos Medianos
130 gr de azúcar
80 gr de harina
80 gr de Nueces
1 Pizca de sal
1 Cucharadita de Bicarbonato
Azúcar glas para decorar


ELABORACIÓN
Ponemos la mantequilla en un cazo al baño maría a fuego medio, y una vez que se derrita, añadiremos el chocolate troceado para que se funda, y se integre bien con la mantequilla. Dejamos templar.
En un bol, batiremos los huevos con el azúcar hasta que blanquee un poco la mezcla, y tenga más consistencia.
Poco a poco, añadimos el chocolate fundido con la mantequilla, a los huevos con el azúcar, y mezclamos bien.



Le vamos integrando la harina, con el bicarbonato y una pizca de sal.
Le echamos las nueces picadas y damos un par de vueltas de nuevo.
Cogemos un molde, a poder ser cuadrado o de forma rectangular, y lo forramos con papel de horno, marcando bien todas las esquinas.
Echamos la masa dentro del papel que hemos puesto, y damos un par de golpes encima de la encimera con el molde, para quitar posibles burbujas de aire.
Horno precalentado con calor arriba y abajo a 180º, y dejaremos por espacio de unos 25-30 min. Por si acaso pinchamos el centro para ver si está totalmente hecho, y no queda liquido en su interior.




Una vez horneado, dejamos enfriar un poco y cortamos en cuadraditos, o cómo más os guste, y podéis servirlos acompañados por un poco de azúcar glas.









1 comentario:

  1. Espectacular!! desde tetería la Luna. Nos encanta!!

    ResponderEliminar