PIMIENTOS DEL PIQUILLO RELLENOS DE POTRO



No sé si os he dicho alguna vez que uno de mis platos preferidos, son los pimientos del piquillo rellenos... pero los de mi madre... por mucho que me empeño, el toque que les da mi mami es especial.
Esta vez vamos a rellenar unos pimientos del piquillo de Lodosa, con su Denominación de Origen, por supuesto, y lo vamos a hacer con una carne tan saludable, como es la carne de potro, pero no un potro cualquiera, no... en casa utilizamos Potro de Origen de Navarra, como siempre haciendo patria y promocionando nuestros mejores productos navarros.
A la carne de potro le vamos a poner un poco de tomillo, si podéis conseguirlo fresco mejor, para darle ese toque campero que tanto nos gusta a muchos de nosotros.

INGREDIENTES

- Pimientos del Piquillo D.O Lodosa asados
- 300 gr de carne picada de potro de origen
- Tomillo fresco o seco
1/4 de cebolla
- 1/2 diente de ajo
- 1 cucharada y media de harina
- 250- 300 ml de leche
- Aceite de oliva virgen extra
- Sal y pimienta

Para la salsa;
- 1/2 pimiento verde
- 1/2 cebolla pequeña
- 100 ml de tomate triente y medio de ajo
- tomate
- 4 pimientos del piquillo asados
- 400 ml de caldo de carne
- 200 ml de leche
- Aceite, sal, pimienta

ELABORACIÓN

Ponemos en una sartén un poco de aceite, picamos mucho la cebolla y el ajo y pochamos. Agregamos la carne, que dejaremos hacerse y pondremos el tomillo fresco o seco, la pimienta y la sal. Cuando esté un poco cocinada, añadimos la harina, y damos unas vueltas para que se cocine y luego no sepa a crudo. Incorporamos poco a poco la leche ya caliente, viendo cuando os admite la masa.No conviene dejarlo ni muy liquido ni muy espeso. Rectificamos de sal si fuese necesario, y dejamos enfriar.
Una vez fría la masa, rellenamos con cuidado los pimientos del piquillo.




Preparamos la salsa pochando la cebolla y el ajo, y después rehogando junto con el pimiento verde picado. Cortamos los piquillos asados que hemos reservado en tiras y añadimos.Rehogamos y añadimos el caldo. Dejamos reducir, rectificamos de sal. Añadimos la leche a temperatura ambiente y dejamos que se integre bien.

Tenemos dos opciones para presentar los pimientos. Una es rebozar los pimientos en harina y huevo, freírlos en aceite bien caliente y presentarlos poniendo por encima un poco de salsa, o bien, introducir los pimientos en la salsa en una cazuela y ponerlos a fuego suave 15 minutos.
En casa los hacemos de las dos formas. Podéis decorar con unas hojas de tomillo limonero o normal.
Un platazo sencillo y para chuparse los dedos!







8 comentarios:

  1. Solo te puedo decir que el plato tiene que estar impresionante! Me encanta. Un besazo guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ana!!! la verdad es que no sobró ni un poquito de salsa!! ;) Un beso

      Eliminar
  2. Se lo ve muy apetecible con una carne con la cual no es común encontrar recetas.
    Besos Silbia, hoy desde
    http://siempreseraprimavera.blogspot.com.ar/2015/11/chef-domicilio.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Norma, os animo a probar la carne de potro, porque tiene un montón de propiedades buenisimas!!
      Un besote ;)

      Eliminar
  3. Unos pimientos que tienen que estar divinos, solo viendo las fotos, me dejas con ganas de meterles mano¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como a mi con todos los platazos que preparas Aidita!! un beso

      Eliminar
  4. Una receta de lo más apetecible. La carne de potro siempre la he comido en bistec, me ha gustado muchísimo su sabor, así que puedo imaginarme el sabor tan agradable que pueden tener tus pimientos. La salsa...impresionante. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sonsoles!! Tenemos que acostumbrarnos a comer más carne de potro con lo buena que es para la salud!!! un besote

      Eliminar