BIZCOCHITOS DE CALABAZA ESPECIADOS (PUMPKIN CAKE)




Soy una gran amante de la carrote cake, me chifla!! Con todos sus matices de sabor a las especias que lleva... jengibre, canela, clavo..... mmmm me gusta tanto que en cuanto adquirí este molde con formas de diferentes caras de calabaza, supe que quería hacer pequeños bizcochos con esa misma masa. La carrote cake, está hecha con zanahoria, así que pensé... y porque no con calabaza, que aparte de fruta de temporada, le iba mucho más a estos moldecitos y con el fin de semana de Halloween. Deciros que queda un bizcocho con un montón de matices muy jugoso. Os invito a que probéis a hacerlo en casa, bien en forma bizcocho normal, o bien en moldes individuales, o incluso de muffins o magdalenas. Os va a encantar.
La calabaza es una hortaliza, y es uno de los alimentos más nutritivos.
Aporta minerales, grandes cantidades de vitamina C, ácido fólico y betacarotenos, que es lo que le da ese precioso color anaranjado.
Es un potente antioxidante que contiene mucha agua, apenas grasas y mucha fibra vegetal por lo que es ideal para dietas de adelgazamiento.
También tiene propiedades medicinales. He leído que en México, como remedio natural, usaban y usan la pulpa de la calabaza en modo gasa, o apósito para las quemaduras leves, lo cual reduce la inflamación y el dolor, acelerando la cicatrización.
Tenemos calabazas de verano, con la piel más fina y clara y las semillas más blandas, y las calabazas de invierno con la piel más gruesa, pero más dulce y seca que la de verano, por lo que se conserva más tiempo.


INGREDIENTES

- 300 gr de ralladura de calabaza cruda
- 3 huevos medianos
- 200 gr de azúcar moreno
- 160 gr aceite de semillas
- 145 gr de harina de trigo
- 2 cucharaditas pequeñas de canela en polvo
- 1 Cucharadita de nuez moscada
- 1 cucharadita de jengibre en polvo
- 1 cucharadita de clavo molido
-  cucharadita de levadura en polvo (1 sobre)
- 1 cucharadita de bicarbonato
- 1 Pizca de sal
- Molinillo de Pimienta
- Azúcar glas para decorar.

ELABORACIÓN

Rallamos la carne de la calabaza en crudo, y escurrimos bien con la misma mano el agua que suelta, sino, nuestro bizcocho quedara aguado y la textura no será la misma. El agua que suelta es muy nutritiva, así que yo me la bebo, hacedlo y le daréis una alegría saludable a vuestro cuerpo. Reservamos.

En un bol, empezamos mezclando el azúcar moreno, con los huevos y el aceite hasta queda una especie de crema oscura.
Por otro lado, mezclamos los ingredientes secos, la harina, las especias, la sal, la pimienta, la levadura y el bicarbonato. Lo tamizamos poco a poco encima de la crema que hemos realizado anteriormente, y vamos integrando bien.
Cuando no os quede ningún grumo, añadís la calabaza rallada en crudo y con el agua ya escurrida. Mezclamos bien.



Enharinamos los moldes o el molde que vayamos a usar. Vertemos la masa, un dedo por debajo del borde si son moldes de muffins o pequeños como en este caso. Horno precalentado a 180º .
Metemos en el horno, con calor arriba y abajo.





Los moldes pequeños de calabazas los dejé unos 35- 40 minutos y antes de desmoldar, los dejé templar un poco encima de una rejilla.
Os seguirá sobrando masa, así que podéis repetir con el mismo molde, o bien poner el resto en un molde más grande y hornearlo.

Para decorar con azúcar glas, tamizarla encima de la cara de la calabaza, y después con un palillo o la parte de atrás de una cucharilla, quitáis el azúcar de la boca, ojos y nariz , incluso podeis rellenar esos huecos con mermelada o chocolate.

*Este bizcocho concentra mucho más su sabor pasadas unas horas, y sigue manteniendo en perfectas condiciones su esponjosidad y jugosidad pasados dos días.





2 comentarios: