CREMA DE ZANAHORIA Y CALABACIN CON JENGIBRE, LIMA, CHILE Y NOTAS DE HIERBABUENA




Últimamente, me estoy interesando mucho por introducir ingredientes y sabores más asiáticos en mi cocina, digamos que estoy en I+D , intentando fusionar los alimentos que tenemos más al alcance de nuestros mercados, con productos que me recuerden a sabores más exóticos, y de ahí nace esta crema de verduras, que empezó por ser una receta de aprovechamiento para sacar un calabacin y unas zanahorias sueltas que tenía en la nevera, y para mi, ha acabado siendo un recetón, que desde ahora pienso incluir en mis cenas para sorprender con el sabor de este plato a mis familiares y amigos.

Es el ejemplo de como algo tan sencillo como una crema de verduras, puede trasladarte por el paladar, a otros países como pueda ser Tailandia, por los sabores ácidos, amargos, dulces y picantes que vas a encontrar en ella,

El dulzor de la zanahoria, un poco amargo de la piel del calabacin, el intenso sabor y aroma del jengibre, el el ácido de la lima, el picante de los copos de chile, las ligeras notas frescas de la hierbabuena... un plato de cuchara, cuanto menos, curioso, que ya estás tardando en probar.

INGREDIENTES

5 Zanahorias medianas
1 Calabacin de tamaño medio
1/4 de cebolla
1200 ml de agua
1 lima
1/2 cucharadita de jengibre en polvo
Copos de chile rojo seco o 1 chile fresco rojo
2 hojas de hierbabuena (y un poco para decorar)
sal
Pimienta

ELABORACIÓN

Lavamos bien las zanahorias y el calabacin. Pelamos las zanahorias y cortamos los dos extremos del calabacin, dejando la piel. Metemos en el agua hirviendo cebolla, zanahorias y calabacin en trozos. Añadimos sal y pimienta al gusto y dejamos que cueza a fuego medio hasta que se ablanden un poco. Reservamos una de las zanahorias para decorar el plato.
Retiramos del fuego y trituramos muy bien hasta que nos quede una crema lisa. Para ello, podéis quitar un poco de agua de la cocción de las verduras, e ir añadiendo poco a poco el agua, según la textura que deseéis.
Fuera del fuego, añadimos 1/2 cucharadita de jengibre, el zumo de media lima y las dos hojas de hierbabuena muy picada. Es el momento de rectificar de sal.
En cada plato pondremos tres dados de zanahoria, alrededor pondremos la crema, ponemos unos copos de chile, o en su caso aros muy finos de chile fresco, ralladura de lima y decoramos con una hoja de hierbabuena.
Os aseguro que os sorprenderá, además de que esta crema viene genial para estos días más fríos de invierno.

2 comentarios:

  1. A mi también me gusta experimentar de vez en cuando, tengo una crema de zanahoria que añadí naranjas, pero nunca se me hubiera ocurrido añadir jengibre y lima, habrá que probarlo!!
    besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carmen!!! a la zanahoria le queda genial la naranja, incluso hago una mermelada de naranja con zanahoria.Ya me cuentas con estas nuevas variantes, verás como te gusta!!! un besito

      Eliminar