COQUITOS


Ayer fue el día de la madre, y desque aqui quiero felicitar a todas las madres del mundo, porque sin ellas no seríamos nada, no existiriamos, así que todos se lo debemos a ellas que con su cariño y su paciencia, nos coducen por los comienzos, de  el largo y tortuoso camino de la vida con el fin de que seamos lo ás buena gente posible. Gracias y felicidades a todas ellas.
El caso esque estos coquitos, o cocadas como les llama la madre de mi chico, tenía pendiente hacerlos hace un montón de tiempo, pero se acumulaban recetas para hacer en mi cabeza y quedaba en el baul del olvido.
Como tenía que hacer varias cositas para llevar a mi casa y la de mi chico por el día de la madre, pasando lista de las cosas con las que contaba en mi despensa, para aprovecharlas,  vi una cajita de coco rallado, y recordé que en casa de mi mozo, a su padre le chiflan estos coquitos, y como es una receta sencilisima y no cuesta nada hacerla, me puse manos a la obra.
Me gustó mucho el resultado, quedaron muy tiernos y buenos, y com toque especial a la mitad les puse unos trozos de almendras, y a la otra unos piñones.
Aqui os dejo la receta que es facilisma.

INGREDIENTES

4 huevos medianos(si son más grandes le poneis tres)
250 gr de coco rallado
250 gr de azucar
1 puñado de piñones
1 puñado de almendras
mantequilla para la bandeja del horno

ELABORACION

En un bol ponemos el coco rallado y el azúcar. Ponemos tambien los huevos y mezclamos todo muy bien, que se integren todos los ingredientes. Si quereis podeis dejarlo reposar una hora para que la mezcla coja más humedad. Yo los hice en el momento y me quedaron muy bien.


En una bandeja de horno, ponemos una lamina antiadhernte y la pintamos con algún tipo de grasa, yo le pongo matequilla.
Vamos cogiendo la masa a pedacitos y haciendo una especie de bolitas no muy grandes y las disponemos en la bandeja del horno de manera que no esten muy juntas, ya que crecen un poquito.
Le ponemos a unos piñones por encima y a otros  trocitos de almendras, presionando ligeramnete para incrustarlos un poco en la masa de manera que una vez horneados no queden sueltos.


Horno precalentado 200º. Mas o menos unos 10 minutos, hasta que estén un poquito dorados.
Dejamos enfriar sobre una rejilla y listos para disfrutarlos!!



A todos les encantaron!! Voy a tener que hacerlos más a menudo!









2 comentarios: