TOM YAM KUNG CON LECHE DE COCO Y TOFU




La sopa Tom yam Kung es una de las recetas más populares de la cocina tailandesa, y es una sopa, agrpicante, que lleva langostinos o gambas, hierbas y condimentos frescos que le aportan el toque cítrico, agrios, picantes, salinos, dulces...
Después de probar varias recetas, he hecho la mía propia, y tengo que reconocer que no es para los que nos os guste el picante, ya que tiene un punto más que alegre!
A mi la verdad, que no me gustan los picantes que me fastidian una comida, sin embargo esta sopa, aunque tiene un picante subido, no es insoportable, y se lidia muy bien, con el frescor que le aportan otras hierbas e ingredientes.
Los ingredientes para elaborar esta sopa, podéis encontrarlos en tiendas o supermercados orientales incluso yo me he hecho con algunos de ellos en tiendas y supermercados mayoristas como Makro.
Aunque la receta original no suele llevar la leche de coco y el tofu, es el toque diferente que le he querido dar, y me parece muy interesante el resultado.
Voy a enseñaros los ingredientes que son menos conocidos y habituales para nosotros, que vamos a usar en esta receta;

LEMMON GRAS; 
También llamado citronella o hierba limón, es un básico de los platos tailandeses, es un tallo bastante duro, que nos aporta un profundo aroma cítrico. El algunas preparaciones como los currys, se machaca en el mortero con los demás ingredientes.



GALANGA
Es un rizoma, de la familia del jengibre muy aromático, aunque su aroma y sabor, no tiene nada que ver, en ningún caso debéis sustituir este ingrediente por jengibre, ya que no aporta los mismos matices. Podéis encontrarla seca, fresca, o congelada.



HOJAS DE LIMA KAFFIR
Son las hojas de la planta de las limas kaffir, que son más grandes y con la piel más rugosa y gruesa que las que conocemos normalmente. Estas hojas tienen un increíble poder aromático a cítricos, y se utiliza mucho en los currys.



SALSA DE PESCADO
De un olor muy desagradable, le aporta ese toque salino que necesita nuestra preparación, y se elabora a base de pescado fermentada en salmuera, normalmente suele usarse anchoas, y dependiendo de cada país, la receta es diferente. Es otro de los ingredientes imprescindibles de la cocina asiática.



CHILES ROJOS Y VERDES
En este campo, tenéis una gran variedad de chiles, yo he usado unos chiles verdes de intensidad media, y rojos con intensidad fuerte, dependiendo del picante que soportéis en la comida, podéis variarlo.



PASTA DE CHILES
Se elabora con chiles, soja y azúcar, y la podéis encontrar fácilmente en la sección de productos frescos, en las neveras, donde las bolsas de ensalada, lechuga, fruta preparada... , en formato de tubo.
Cuidado con esta pasta, que es muy picante.




LECHE DE COCO
Se obtiene apartir de la pulpa del coco, y se mezcla con agua. Es ideal para preparar bebidas y debido a su alta concentración de grasas en su composición, también para cocinar, para espesar y enriquecer salsas dándole esas notas lácteas, cremosas y dulces del coco. Podéis encontrarlo en cualquier supermercado en la sección de productos internacionales.



TOFÚ
Es una proteína vegetal a base se soja, que tiene un gran aporte de calcio, y suele usarse mucho en la cocina japonesa. Los veganos también consumen este producto, como una especie de sustitución de la proteína animal que tiene la carne.




Ahora que ya conocéis un poco más los matices que os pueden aportar estos ingredientes, vamos con la receta.

INGREDIENTES

800 ml de caldo de pollo
200 ml de leche de coco
1/2 cucharadita de pasta de chile
2 cucharadas de salsa de pescado
1 cucharadita de azúcar
5 Champiñones porto bello
2 Dientes de ajo
Zumo de una lima y ralladura
100gr de tofu
2 Chiles rojos
1 chile verde
1 Lemmon gras
4 Ruedas de galanga
3 Hojas de lima kaffir
12 langostinos
1 puñado de cilantro
2 flores de ajo para decorar

ELABORACION

En una cazuela ponemos a calentar el caldo de pollo, y cuando hierva, le ponemos la leche de coco, menos un vaso que reservaremos. Dejamos que vuelva a hervir.
Por otro lado, en un bol, mezclamos bien el vaso de leche de coco que habíamos reservado, la pasta de chile, el zumo de lima, el azúcar y la salsa de pescado. Reservamos para añadir al final a nuestra sopa.


Machacamos un poco los ajos, cortamos en ruedas gruesas el lemmon grass, le damos un golpe a los chiles con el cuchillo, ( pero nos los cortamos, para que no pique tanto), cortamos en juliana las hojas de lima kaffir, y junto con las cuatro rodajitas de galanga, lo añadimos al caldo con la leche de coco. Dejamos que hierva tres minutos, y agregamos los langostinos pelados, a los que previamente les habremos quitado los intestinos, los champiñones laminados y el tofu cortado en cubos.
Dejamos que se integren los sabores y que se hagan los últimos ingredientes que hemos puesto,, durante tres minutos.





Añadimos la leche de coco, con el zumo de lima, la salsa de pescado y la pasta de chile que habíamos reservado, movemos bien. Apagamos el fuego, y emplatamos.

EMPLATADO

Servimos nuestra sopa tom yam kung con un cazo, en un bol, intentando coger un poco de todo.
Ponemos un poco de cilantro fresco recién picado por encima, rallamos un poco de lima, decoramos con unas flores de ajo, una hoja de lima kaffir y unas rodajitas de chiles rojo y verde.





Como se suele hacer tradicionalmente con este tipo de platos, en sus paises de origen, pondremos una cuchara de cerámica para la sopa, y unos palillos chinos para los ingredientes solidos.
A disfrutar!!!


1 comentario:

  1. Hola silbia, me gusta mucho la cocina asiática sobretodo ahora me interesa la tailandesa. Quiero aprender recetas fáciles y ricas. Para empezar a familiarizarme con esta cultura gastronómica que recetas me recomiendas? Muchas gracias por adelantado y ¡¡feliz Navidad!! Besos!!

    ResponderEliminar